Kanelängd a mi manera

Se trata de un bollo sueco de canela con ese impronunciable nombre que no podía ser de otra manera que a la mía porque yo de sueca tengo poco. Es un puro pecado que hace sacar la gula más recóndita que quedaba después de los excesos navideños… ¿Qué creía que estaba saturada de tanto dulce? Pues veo esta receta, me da curiosidad, la hago y la como cual monstruo de las galletas, caliente ,  de pie, en la cocina, después de haberme zampado un plato de lentejas, como si no hubiera un mañana.

El nivel de deliciosidad de este bollo es tal que me ha hecho maldecirme por haberlo hecho, por tener buena mano, porque esta tarde hago trx después de un breve parón y me va a pesar, me va a pesar en el estómago cuando esté ahí, colgada de las cuerdas como cerdo en el matadero…

img_5501

El nivel de gula animal ha sido tal que ni entero lo hemos dejado para las fotos…

img_5505

La receta original es la la página de la BBC y la he respetado, más o menos.

Para la masa necesitamos:

  • 75 gr de mantequilla
  • 250 ml de leche templada
  • 450 gr de harina de fuerza eco de El Amasadero
  • 1  c de  cardamomo molido
  • 40 gr de azúcar moreno
  • 8 gr de levadura fresca
  • 1/2 huevo

Para el relleno necesitamos:

Para el almíbar:

  • 1oo gr de azúcar
  • 100 ml de agua

Para el glaseado:

  • 150 gr de azúcar glass tamizada
  • zumo de limón

img_5507

Para preparar la masa ponemos en un bol los ingredientes secos y en un cazo templamos la leche y añadimos la mantequilla para que se derrita. Mezclamos la harina con los líquidos y el medio huevo y procedemos al amasado. Se trata de una masa bastante sencilla de trabajar. ya que no es muy hidratada, así que la podemos amasar a intervalos o unos 10 minutos seguidos hasta que quede suave y elástica. Pasamos a un bol y tapamos hasta que aumente casi al doble de volumen.

Pasamos la masa a la encimera y la estiramos con el rodillo hasta que quede un rectángulo de 25×35 cm aproximadamente. Extendemos uniformemente la mantequilla mezclada con la vainilla en pasta y por encima espolvoreamos el azúcar con la canela. Hacemos un rulo, lo ponemos en la bandeja de hornear y cortamos con la tijera en zig zag para formar una corona. Tapamos con papel film y dejamos que leve otra vez.

Cuando haya aumentado de volumen pintamos con el medio huevo que nos sobró y horneamos a 200º unos 20-25  minutos. Si se dora muy rápido tapamos con papel de aluminio.

Mientras que se hornea preparamos el almíbar: en un cazo hervimos el agua con el azúcar hasta que reduzca a la mitad.

Glaseado: tamizamos el azúcar glass  y vamos poniendo el zumo de limón poco a poco hasta que quede una textura cremosa.

Cuando el bollo esté bien doradito lo sacamos del horno, lo pintamos con el almíbar y glaseamos.

Es un bollo más dulce delo  que yo acostumbro a hacer pero os aseguro que es altamente adictivo.

Espero que os guste la receta!

Antonio me ha pasado fotos del móvil, lo podéis ver entero:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s