Bollos dulces de naranja, miel y anís con espelta

img_20161126_152213.jpg

No tengo más remedio que empezar esta entrada con esta frase : Me encanta que los panes salgan bien … y es que cuando la receta se diseña en tu cabeza y a la hora de ejecutarla es un triunfo me falta el puro oiga!

Lo primero que haremos será poner una naranja pequeña a cocer en un cazo con un anís estrellado de 15 a 20 minutos. Es el mismo procedimiento que ya usé en esta Tarta de naranja especiada. De esta manera aparece todo el aroma de la naranja sin nada de amargor. Cuando esté cocida ponemos agua fría (hasta 160 gr ) y batimos bien fino.

Los ingredientes para 8 grandiosos bollos son:

  • 160 gr de naranja cocida y triturada con agua fría
  • 160 gr de harina integral de espelta eco
  • 340 gr de harina de fuerza eco
  • una pizca de sal
  • 120 ml de leche entera
  • un huevo M
  • 8 gr de levadura fresca
  • 60 gr de miel
  • 15 gr de melaza
  • 20 gr de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de anís molido
  • 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • Azúcar blanco con unas gotas de agua y miel para decorar

No os voy a engañar… hice la masa con la ayuda de la amasadora. Primero puse las harinas con la sal y la levadura, después la naranja con el agua…. todo esto a la mínima velocidad y poco a poco dejando que los ingredientes se integren. Además, tenemos que ver cómo se comportan nuestras harinas: en este caso la espelta por integral y la de fuerza absorben mucho líquido, pero también le vamos a poner miel, huevo, azúcar y mantequilla que aportan humedad a la masa.

Ponemos la leche, el huevo, la miel y la melaza. Si queremos dulzor extra ponemos el azúcar… a mi me apetecía comerlos solos y me gusta mucho el aroma y el sabor que le dan tanto la melaza como el azúcar moreno. Amasamos un poco, dejamos unos minutos, y añadimos la mantequilla poco a poco. Aquí me extiendo un poco más sobre cómo amasar con amasadora.

Cuando estemos satisfechos con la masa, o sea, que no esté rugosa sino suave y satinada, la pasamos a un bol con tapa para dejarla levar. Advierto: a pesar del frío la espelta fermenta rápido así que no os despistéis.

Cuando haya aumentado considerablemente el volumen pasamos la masa a la encimera, desgasamos y dividimos en ocho porciones. Boleamos y dejamos levar ya en la bandeja en la que que los vayamos a hornear.

Ponemos el horno a calentar a 200º a la media hora del formado más o menos. Antes de meterlos les hacemos una rajita y le ponemos dentro el azúcar humedecido.

Horneamos unos 20 minutos, los pasamos a una rejilla y, todavía calientes, los pintamos con miel caliente para que cojan brillo.

La verdad es que están deliciosos y con un café bien calentito hacen un desayuno fantástico para estos día de lluvia que estamos teniendo.

Os creíais que no iba a llorar por la foto? Pues eah! La foto es del móvil y quiero una cámara!!!!!!!

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Lamary dice:

    Estos bollitos tienen una pintaza¡¡¡ Habrá que probarlos…¡ Gracias

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s