Lemon drizzle cake. Bizcocho de limón húmedo.

Antes de nada os tengo que contar que tengo una pena muy grande porque mi cámara me ha abandonado temporalmente… parece que le falla el lector de tarjetas y verdaderamente me cuesta vivir sin ella pero me sirve de consuelo saber que como este año he sido una niña muy buena seguramente Papá Noel me traerá una nueva!

Y para quitarme la pena qué mejor que un bizcocho de limón, la estralla de mi blog, de mi campo, de mi vida!

Ahora os tengo que explicar qué es un drizzle cake: pues se trata de in bizchocho al que, todavía caliente, se le pone por encima zumo de limón o naranja con azúcar y de esa manera aportamos jugosidad, un toque ácido pero agradable y un poco de crujiente con la capa que se queda arriba.

Y ahora a lo que vamos… La receta original de este bizcocho es de Mary Berry, The Queen of cakes. A ella le gusta mucho eso de echar todos los ingredienten en el bol y darle a on… sin complicaciones! Y siempre funciona… eso sí, compensando con un poquito extra de levadura.  A ella también le gusta echar mucho azúcar así que esta es mi versión más moderada.

Antes de nada, ponemos el horno a calentar a 160 º y preparamos un molde rectangular de unos 20x25x4.

Los ingredientes los `podemos pesar directamente en el bol:

  • 225 gr de mantequilla a daditos a temperatura ambiente
  • 140 gr de azúcar
  • ralladura de un limón
  • vainilla en pasta
  • 4 huevos L
  • 275 gr de harina de repostería fuerza cero de El Amasadero tamizada con 4c y media de levadura
  • un chorrito de leche

Para el baño o drizzle:

  • 100 ml de zumo de limón
  • 5 cucharadas de azúcar

La preparación carece de secretos: mezclamos todos los ingredientes hasta que quede sin grumos y cremoso. Una amasadora eléctrica nos facilitará mucho el trabajo… eso sí: no hay que pasarse con el mezclado.

Echamos la masa en el molde, rerpartimos bien, y al horno de 35 a 40 minutos.

Cuando al pinchar con un palillo éste salga limpio sabremos que nuestro bizcocho está listo.

Mezclamos el zumo con el azúcar sin que ésta se disuleva y echamos por encima del bizcocho,  todavía caliente, con ayuda de una cuchara.

Sed pacientes y dejad que se enfríe antes de cortar.

Espero que os guste este clásico británico tanto como a mi.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s