Victoria sponge relleno de crema de mascarpone con leche condensada y mermelada de nectarinas y pimienta de Jamaica

IMGP9125

Vale… Ya sé que la semana pasada me justificaba del calor que hacía para no encender el horno pero esta mañana no lo he podido evitar y he hecho por partida doble.

La cuestión es que ayer tenía dos nectarinas que se habían madurado más de la cuenta y se me ocurrió hacer mermelada: los pelé, los machaqué, les puse tres cucharadas de azúcar moreno, un par de bayas de pimienta de Jamaica y al fuego bajo unos 15 minutos. O sea, que el Victoria sponge lo he hecho para aprovechar la mermelada,que vendría a ser como empezar la casa por el tejado…

No me  voy a poner muy científica, pero es evidente que el Victoria  sponge se denomina así porque le gustaba a la reina Victoria.Es un bizcocho de base de mantequilla en el que es esencial el sabor a vainilla y debe rellenarse de mermelada de fresa y una capa fina de crema de mantequilla o nata montada.

Yo he elegido un molde de 15 cm y para ello he usado:

150 gr de mantequilla a temperatura ambiente

100 gr de azúcar

Una cucharadita de pasta de vainilla bourbon de Madagascar

3 huevos L

150 gr harina de repostería fuerza cero de El Amasadero tamizada con dos cucharaditas de levadura

Un chorrito de leche

No olvidéis poner el horno a precalentar a 180° así como engrasar bien vuestro molde y forrarlo con papel de horno.Aquí os explico mi manera.

El método que se usa para hacer ese tipo de bizcocho es el creaming ,es decir, por un lado se mezcla la mantequilla que debe estar en punto pomada con el azúcar hasta que se integren perfectamente. Para ello debemos elegir un tipo de azúcar que sea más fina de lo normal sin tener que llegar a ser azúcar en polvo. En la repostería inglesa existe el azúcar tipo caster y el tipo caster dorada, que tiene un ligero aroma a caramelo.

A continuación añadimos la vainilla y los huevos uno a uno. Después añadimos la harina y la leche… Quedará una masa cremosa que querrás comerte cruda…

Horneamos el bizcocho unos 30 minutos o hasta que insertar un palillo éste salga limpio. Cuando esté listo dejamos en el molde unos minutos, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para la crema de mascarpone ponemos el queso en un bol y lo mezclamos con leche condensada hasta que quede a nuestro gusto. La mía poco dulce para contrastar con la mermelada.

Cortamos el bizcocho por la mitad, ponemos la crema de queso y encima la mermelada, tapamos y espolvoreamos con azúcar glass… Voilá, listo!

Os aseguro que del mismo modo que ninguna novela romántica modernita  se puede comparar con Anna Karenina , ninguna tarta moderna de mezcla de mashmellows con oreos con dulce de leche se puede comparar con el clásico Victoria sponge. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s