Bollitos de harina de espelta integral y  manitoba con cúrcuma y polen y mis consejos para amasar con amasadora

Que digo yo que no todo van a ser largas fermentaciones y masas madre… A veces una se queda sin pan, no ha refrescado la masa madre y tiene que improvisar… Y a veces las improvisaciones salen bien o, en este caso, muy bien.

Cómo se alinearon los astros panarras para que yo hiciera este pan:

  1. Vi por la red un pan con cúrcuma que no había cogido color.
  2. Tenía un tarro de polen de abejas que mi hermana me dio junto con las palabras: me lo le comprado y no me lo tomo, llévatelo y se lo echas a uno de tus panes.
  3. Me compré harina manitoba con la firme idea de hacer panettone y el resultado es tener que gastarla para otros panes antes de que se eche a perder.
  4. Con un poco de espelta integral todo sabe mejor.

Para estos bollos he utilizado los siguientes ingredientes:

La elaboración de este pan carece de secretos…. Es suficiente tener un poco de maña amasando, aunque con los calores que hacen nadie os va a culpar si usáis la amasadora…. Vamos, que yo la he usado y no me culpo a mi misma…

Os voy a contar un poco  cómo yo uso la amasadora:

  1.  Pongo todos los ingredientes secos en el bol y coloco el gancho de amasar. En este caso también la mantequilla.
  2. Añado un 60% del liquido y empiezo a amasar en velocidad baja.
  3. Voy añadiendo el resto del líquido poco a poco para ver cómo se comporta la harina… En ocasiones ésta demanda más líquido, o menos, de lo que puede aparecer en la receta. En todo caso voy añadiendo el líquido poco a poco por el borde del bol y dejando que la masa lo absorba.
  4. Paro la amasadora, levanto el brazo de amasar, dejo que la masa cuelgue y así veo cómo va. Lo normal tras el mezclado de ingredientes es que aún esté grumosa y que no oponga resistencia y caiga del tirón del gancho al bol.
  5. La dejo reposar unos 5 minutos.
  6. Bajo el brazo , amaso un minuto y dejo reposar otra vez. Esta vez la masa tendrá más cuerpo.
  7. Después del descanso amaso otro poco… La masa ya habrá recogido toda la harina de los bordes y estará toda unida al gancho, como hecha una bola, así que cuando levante el brazo de la amasadora estará unida a él e irá cayendo poco a poco. Además, al separarla del gancho me resultará relativamente fácil porque ya no estará pegajosa.
  8.  Ayuda mojarse las manos para manipular la masa.
  9. Aunque la amasadora haya hecho gran parte del trabajo cuando pasemos la masa a un bol para fermentar un pliegue a mitad del levado siempre viene de lujo, sobre todo si se trata de una pan de fermentación larga .Cuando la masa haya aumentado de tamaño considerablemente (no tiene por qué doblar) la dividimos en porciones y formamos nuestros bollos.

Al cabo de un rato ponemos el horno a calentar a 200° y cuando esté caliente horneamos unos 15 minutos o hasta que se doren.

Cuando estén listos los dejamos enfriar sobre una rejilla.

A parte de lo visual y de las beneficiosas propiedades de la cúrcuma y del polen… La leche y la mantequilla aportan esponjosidad y dulzor que contrastan positivamente con el amargor del polen.., muy muy ricos, tomadme la palabra!

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Sonia dice:

    Excelente receta, gracias por compartirla

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s