Galletas semi integrales con mermelada de frambuesa / Galletas con tritordeum y mermelada de membrillo

 

Yo no sé vosotros… pero cuando era pequeña las galletas que más  llamaban la atención de  típica lata de pastas danesas eran las de mermelada… aunque al final era bastante decepcionante porque la capa de mermelada era minúscula… y, todo sea dicho, me he resarcido con estas pastas porque la capa de mermelada es mucho más generosa!
La receta la he adaptado de Learn to bake, del cual no ha me decepcionado ni una sola receta!

Estas galletas me han sorprendido bastante porque son muy sencillas y quedan muy crujientes! Se supone que duran unos cuatro días, pero como podréis suponer no han llegado no al segundo!

La masa se hace a mano así que os recomiendo que no encendáis el horno desde el principio, ya que lleva su tiempo… yo lo encendería cuando la masa estuviera lista. Salen unas 16 o 18 galletas de tamaño grande, aunque siempre las podéis hacer más pequeñitas. Eso sí, necesitaréis dos bandejas de horno con papel vegetal o hacerlas en dos tandas.

Vamos con los ingredientes, pues:
125 gr de harina blanca
125 gr de harina integral (yo puse 100 de integral y 25 de espelta)
150 gr de mantequilla fría en daditos
100 gr de azúcar de la que más os guste… Golden caster sugar para mi!
1 cucharadita y media de levadura
Una pizca de esencia de vainilla vainilla en pasta de Nielsen-Massey
1 huevo y una yema
Mermelada

Añadir leyenda

En un bol ponemos las dos harinas con la levadura, el azúcar y la mantequilla y trabajamos con las yemas de los dedos hasta que quede migajas… leva un ratito pero es muy reconfortante!
Cuando la mantequilla está bien integrada batimos los huevos con la vainilla y añadimos hasta formar una masa.
Ahora sería el momento de encender el horno fuerte, a unos 200º.
Si veis que la masa está muy pegajosa la metéis en la nevera unos minutos.
ahora debemos hacer bolitas de igual tamaño y ponerlas en las bandejas bien separadas porque luego se aplastan y crecen!
Cuando ya tenemos todas las bolitas nos enharinamos el dedo pulgar y lo hundimos en la masa para hacerles el hueco en el que luego pondremos la mermelada. Ponemos la mermelada con una cucharita y listo!
Tardan de 10 a 15 minutos pero lo ideal es que queden doradas para que esté más crujientes!
Tened mucho cuidado porque la mermelada caliente coge una temperatura muy alta… dejadlas que de enfrían un poco en el mismo horno y luego las pasáis a la rejilla para enfriar del todo!

¿A que son fáciles?
No tenéis excusa… ya me contaréis!
Hoy os traigo otra versión: 125 gr de harina floja, 75 de morena y 75 de tritordeum de El Amasadero . El azúcar se la he puesto blanca para no robarle protagonismo a la harina tritordeum, que es exquisita. La mermelada es de membrillo, que se hace igual que el dulce de membrillo pero apartándola antes del fuego.
Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. marijose dice:

    Umm que ricas, claro que las hare, besos

    Me gusta

  2. Yo siempre me iba derechita para ellas en cuanto se estrenaba la caja y algunas veces luego me arrepentía porque se me pegaba la “costra-mermelada” en los dientes xD
    Éstas caseras seguro que están mil veces mejor!
    Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s